martes, 10 de febrero de 2015

ENGRASANDO QUE ES GERUNDIO

 


Como todos sabeis por idioteces anteriores, uno nació para ser piloto oficial. Con un ejército de paragüeras semidesnudas y mecánicos bien tapaditos  a mi servicio las 24 horas del día.


Es por ello que, de las habilidades manuales por ambos gremios ejercidas, que yo he aprendido a lo largo de los años, estas se limiten a saber que los retrovisores se aclaran a escupitajo limpio y que llegados a un punto crítico, es mejor no mirar directamente en ciertas direcciones.



Desgraciadamente, cuando debuté en el motociclismo de alto nivel, a Gilera le faltaban dos o tres años para gripar oficialmente en los grandes premios. 

 
 
Como aun estaban en negociaciones con Lavado y Gramigni, planificando como arruinar sus respectivas carreras deportivas, yo, esperando la llamada del equipo oficial, firmé en Santander, un contrato que me vinculaba por los próximos cinco años con la marca de Arcore, en una de sus carreras cliente de 125 Kit B código de carreras MXR125-Endurance. A última hora, los progenizadores me fallaron y el presupuesto no alcanzó para la semioficial SP con el deseado Kit A-prueba de aceite semisintético Agip.

 

Dada la falta de un equipo decente que pudiera encargarse del mantenimiento de la carreras cliente y la vida sexual propia del adolescente medio, no tuve más remedio que hacerme cargo manualmente de ambos problemas. Lo segundo no fue un gran desafío, ya que antes de piloto, había trabajado largos años de mandril descontrolado en varias habitaciones. Pero para hacerme cargo de mantenimiento mecánico de la moto, tendría más problemas, ya que los callos de las manos estaban en las falanges equivocadas.

 

 
 

Unos de los primeros desafios a las habilidades motrices de mis pulgares oponibles, fue un diabólico invento llamado cadena de transmisión. Si al ya complicado elemento, no existente en vehiculos normales como coches y patinetes, le añadimos mi aparente incapacidad para entender el concepto de escéntrica. Podemos imaginarnos la escena del típico adolescente, alicates en mano, intentando hacer coincidir rallitas balculanteras ayudado por su ya famoso nivel de tolerancia a la frustación cercano al de un protagonista de hermano mayor de los de máxima audiencia.


Ya es bastante humillante tener que recurrir a un preparador externo para algo tan complicado como tensar la cadena,así que a pesar de mis discapacidades fisicas y mentales, una vez alcanzados los 10.000 kilómetros de humedo transcurrir de la primera temporada en los lluviosos circuitos del norte tal como NO indicaba el libro de mantenimiento de la MXR, me vi obligado, por la falta total de cajon de recambios para las carreras cliente, de perder mi valioso tiempo de piloto semioficial, poniendome a la humillante y dificil tarea de engrasarla.


Todo el lubricante disponible en la sede del equipo, situada por motivos prácticos, en casa de mis padres, se limitaba al aceite de cocinar y al aceite para otras cosas que nada tenían que ver con la comida. Al menos no de la mia.

Asi que me dirigí al proveedor habitual de estructuras de similar presupuesto, para llenar el carrito, de grasa para la entonces incipiente barriga y de paso tambien para la moto.

Más por gordo que por rata, compré las patatitas mas caras y por supuesto, más por rata que por gordo, la grasa mas cutre disponible. Para que comprar un spray de 1000 pelas, con una claramente identificable cadena de moto dibujada en su cilindro de 500ml, si por 999 podía pillar una descomunal lata de grasa, evidentemente igual de lubricante, de al menos dos o tres kilos.



Segun mi lema de no hacer nada hoy, si no pasa nada por dejarlo para dentro de un mes o dos, el engrase de los 10.000 me plantee seriamente hacerlo a los 12.000 y acabé haciendolo a eso de los 15.000. 

Total, todo ese barro y restos de boñigas acumulados en un año sin lavarse, ya hacía sus labores de lubricado a la perfección, según mis estrictos criterios de mantenimiento.


Un día de esos en los que así, como no quien quiere la cosa, te viene la inspiración y decides abrir por primera vez el libro de matematicas a 10 mayo, decidí que el momento de engrasar la cadena habia llegado por fin. Mayormente porque la lata de 3 kilos por aquellas fechas debía estar ya a punto de caducar.

 

Como dormir, mear, tumbar, derrapar y hablar con otros humanos, lo hacía en La Chicane del Pedrosu, decidí que algo tan desafiante para mis capacidades de homo sapiens sapiens, requería del mismo relajante lugar para tener alguna posibilidad de éxito.


Una vez en la chicane y tras sacar la latona del maletero del deposito de gasolina de la Gilera, cosas de las carreras cliente, me puse a ello.


Con la mano perfectamente lubricada, la tentación de ponerme realmente “a ello” fue grande, pero Juan estaba a mi lado y aun faltaban muchos años hasta que tuve la confianza de quedarme en calzoncillos a su lado en la chicane.

 


Con una técnica envidiable, por un encofrador, pero envidiable al fin y al cabo, me puse a envolver la cadena con los 5 o 6 centímetros de grasa de dinosaurio en descomposicion que, según los infalibles calculos realizados por mi spectrum, eran los necesarios para tirar otros 10 o 500 mil kilometros con la cadena de serie.

 

El dinero estaba gastado. así que no reparé en gasto de material. A pesar de cortarme con unos dientes de corona más afilados que los pulgares del velociraptor del que estaba hecha la grasa que los cubría, no quedó ni un milímetro de acero a la vista. Uno tarda en ponerse, pero cuando se pone..... se pone.

Orgulloso de mi mismo por superar, tal desafio psicomotriz, introduje más facilmente que nunca mis manos en los guantes de esquiar y con la sana intención de moñarme, enfoqué la Gilera direccion San Pedro.
 

 

Fueron 300m realmente relajantes.

Que suavidad

Que finura

Que silencio

Que falta de rozamiento

Que ganancia deprestaciones


Que.......

 



¿QUE COÑO ES ESO?

 



¿ESTA GRANIZANDO?

 



¿QUE ME ESTA GOLPEANDO EN LA ESPALDA?

 



¿QUE ESO VISCOSO QUE TENGO EN EL CUELLO?

 



JUAN; ¿QUE HACES AHI DETRAS? SO GUARRO

 

 
 
 

De repente, asi como quien no quiere la cosa y en mitad de una carretera de dos carriles pasé, de ser semioficial de Gilera en el mundial de velocidad, a aspirante al asiento vacante dejado por Kenny Roberts en la TZ750 oficial de Yamaha en campeonato AMA de Dirt Track.

 



ZAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSS


Y



VOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOY





La cruzada de la Gilera hubiese obligado al Rey a quitarse el Bell integral ante mi, en señal de respeto eterno.
 

 
 

¿Habre gripado?

- me pregunte- una vez recuperado del infarto.



No

 -me respondi- Una vez limpito de la perdida de control esfinteral.



Aun es muy pronto. Por lo menos quedan 2 o 3 semanas para el gripaje semestral.



Entonces ¿Por qué coño? Los 20 ponys achacosos habituales, parecen haber mutado, a los 300 metros de arrancar, en 100 pura sangres esquizofrénicos, incapaces de ser domados por el señor MT75.

Pelayin, mejor paramos y miramos fijamente la moto al borde de la carretera, como si tuvises la mas mínima idea de lo que estas haciendo.
 
 

 
 

De profesional del dirt track, pasé, nada mas bajar la pata cabra, a potencial campeón olímpico de patinaje artistico al sorprenderme a mi mismo siendo capaz de derrapar incluso sin moto.



¿PERO QUE COJONES?...



De pronto, me doy cuenta de que he vuelto a mutar y ahora parezco la putilla de una peli porno, protagonizada por mi y 6 ballenas azules macho nada mas acabar la orgía final. Estoy completamente embadurnado de algo viscoso, asqueroso, resbaladizo y maloliente.



 

Mi desarrollado cerebro de exterminador de neandertales, dió rapidamente con la explicación mas lógica:

 



SOY GILIPOLLAS

 



Por efecto de la fuerza centrifuga...



¿Ves mamá como no solo iba a clase a intentar reproducirme?



.toda la grasa que debería estar lubricando la cadena, tras haber saturado el guardabarros trasero, acabó, como no, lubricando toda la moto, el nevica, la nacional 630, un nzi, un Pirelli MT75 nuevecito y gran parte de la vegetación autoctona Asturiana.




¡¡¡LA MADRE QUE ME PARIO!!!
 
 
 

 

Y ahora.

¿Como cojones llego yo a Gijón a bordo de esta pringosa babosa de 2 tiempos? 



Otra vez a montar el número en medio de la carretera de la villa.

Gracias a la recolección de una cantidad de hojas y palitos, que hubiese servido para alimentar la termica de Gijón un par de meses, empecé a quitar la capa que cubría por completo el 120 trasero. Del resto ya me encargaría dentro de un par de meses, pues no corría tanta prisa.



Una vez la grasa había convenientemente pasado del neumático a los palitos y de estos a mis manos, cara, levis y nevica de 30000 pesetas,  tras confirmar con mi madre, que tenía el seguro de difuntos al día, me subí a la moto para por lo menos poder lavarme en los baños de San Pedro y no aparecer en casa convertido en un voluntario del prestige poli traumatizado.
 

 

Si habitualmente por aquellas fechas, mi ritmo a bordo de una deportiva de 125 ultradeportiva, era similar al de un caracol catatónico.  Ahora que dejaba tras de mi, el reguero habitual de tan asqueroso molusco, mi ritmo era clavadito al de la deriva continental oceánica.



De alguna manera logré literalmente deslizarme hasta el bar de San Pedro, a base de triples loops y cuadruples touloops de los que Brian Boitano se sentiria orgulloso.
 

Bajándome de la moto como un octogenario con protesis de cadera nuevas y patines, miré a la cadena de la moto intentando,como siempre, parecer que sabía lo que estaba haciendo.
 
 
La diferencia es que esta vez si que lo sabía.
 
 

 

Emputecido por la experiencia, me juré a mi mismo que jamas, por más kilómetros que hiciera en moto en el futuro, nunca más me preocuparía de la puta cadena de transmisión.



Que le den pol culo.



Yo soy oficial



Que lo haga el mecánico, que las paragueras ya están bastante ocupada con el aceite lubricante.
 
 


 

EL NIPON VOCACIONAL



A pesar de mi glorioso pasado como piloto de competición, he de reconocer que con 1´95 y mas de 110 kilos de lorzas embutidas en Daineses a medida, cualquier parecido con el nipón medio es pura coincidencia. Sin embargo, estoy totalmente convencido de que en alguna parte dentro de mi, rodeado de kilos y kilos de sebo a modo de península por todas partes menos por una ( hay cosas que yo no toco) existe un pequeño japonés deseando tocar rodilla.

Como sino explicar que un Sr enfermero diplomado, casado, supuestamente serio y con  42 años mal llevados, se atreva a salir a rodar sobre una RR (viejo pero con principios) con su sandia cerebral de concurso insertada en un Arai replica de Doraemon al mas puro estilo japonés de los 90. 



Cualquier epidemiólogo lo achacaría sin dudarlo a una  enfermedad de transmisión sexual, ya que me contagie en la época en la que robaba tiempo de actividades mas placenteras, que se empeñaban en ocupar gran parte de la jornada y el baño de mis padres, para empollarme revistas de motos.

Y fue en una de esas revistas ( las de motociclismo) en las que allá por el 90 descubrí la forma de entender las motos que tienen, o al menos tenían, los nipones de mi edad en el articulo de  LA MOTO en el que se hablaba de la revista Bari Bari Machine.


 

¿.Decenas de japos sacándose fotos tocando rodilla, codo, en carretera, sobre  virguerías inalcanzables de 2 tiempos?

 No se como será el mi Valhala, pero  si le sumamos unas cuantas  escandinavas beodas capaces de comparar diferencias anatómicas entre razas, sin duda alguna  debería ser muy parecido a lo que mostraba aquella revista.



De aquel numero del mensual de motociclismo me podía haber quedado con lo razonable de motos del estilo de la Yamaha Diversión de su portada, de los consejos sobre fotografía de sus ultimas paginas o de que el futuro  inmediato de las motos estaba en las suspensiones alternativas.

 Pero las malas influencias son mas atractivas para el delincuente motorizado medio como yo. Y por supuesto,  lo que se marco a fuego en mi neurona dominante, fueron los cascos que llevaban esos chiflados de oriente cuyas monturas y tocados no tenían nada que ver con los orientales que conocía del único chino de que había en Gijón por aquella época y los tres julandrones de oriente de la cabalgata anual.


 

¿Dónde los vendían? ¿Cómo los decoraban? ¿ De donde sacaban los diseños?  ¿ Donde narices compraban las derivas aerodinámicas que lucían en sus cascos? ¿ Como narices hago para que un tía se deje tocar por mi? y  ¿ Como es que los japoneses tienen eso y lo mas moderno que tenemos nosotros es esto...


Como es lógico por aquellos tiempos el único contacto con el mundo japonés eran Oliver y Benji y el gran premio de Suzuka. No  existían tiendas de comics para raritos, ni internet, ni  vida sexual para enfermeros de ventitantos.

 Así que tras desfogarme durante años a base de otro tipo de revistas y cascos replica de pilotos del mundial, por fin, en 1998 cambiaron la centralita a pedales de mi barrio por una digital de por lo menos 0.000000001 Gs y  me conecte a algo llamado internet, que no sabia muy bien lo que era, pero que sin duda debería tener por lo menos a una o dos paginas porno seguro.


 

Sin embargo y para mi sorpresa y la de mi sexólogo, lo primero que escribí en AltaVista no fue "superorgiadeprivatecontetasgordas" sino

 " Bari Bari Machine"

Habían pasado muchos años, pero aquel ejemplar de LA MOTO seguía siendo, sorprendentemente, la revista mas vista de la casa a pesar de que solo una de sus páginas me  interesaba de verdad.

 Quería saber mas de esos chiflados, sus monos, sus motos, esa revista mas molona que el primera línea. y sobre todo: sus cascos con derivas aerodinámicas radicales.


 

Fueron años de búsqueda infructuosa de cascos y vaginas. No las encontraba por ninguna parte. Gracias al Elvis y al aironfix de colores, pude satisfacer parcialmente mis deseos de emular a mis pequeños y chiflados héroes del sol naciente. Incluso una belleza italiana con motor japonés de 250 me acerco un poquito a sus inalcanzables unicornios pintados de Rothmans.




Las deslizadera de titanio me permitieron sentirme un Yakuza delincuente de la carretera, siempre compre motos de 2 faros para poder taparle el izquierdo con dorsales a lo 8h de suzuka y cuando toque con el codo con una Metrakit heredera de las míticas NSR Mini, me seguí acercando a mi sueño de juventud.

Siempre me enorgullecí de mi Dainese destrozado por decenas de arrastrones aunque no fuese un RS-Taichí y el ir de punta en blanco, con una moto impecable y con todas las partes de su carenado instaladas fuese la moda imperante.


 
 
Todo cambió el día en que una paginita llamada YOUTUBE quedo paras siempre anclada en el primer puesto de mi barra de favoritos. Permitiéndome disfrutar de mis chiflados favoritos, ya no solo en la amarillenta pagina de una revista noventera,. sino con los protagonistas en movimiento con alucinantes videos de una época tan pasada como la forma de entender las motos que representan.



 
 

Siempre presentes en esos videos aparecían una y otra vez los deseados e inalcanzables difusores que gracias al creador del bucólico video superior supe que se llamaban

 " ツノ

Que en japo quiere decir cuernos (finos los chavales). Una vez conocido el nombre "chino" encontrarlos fue tan fácil como encontrar videos de transexuales embarazados amantes de la zoofilia coprofila.



 
Conseguirlos era ya solo una cuestión de pasta (mucha).

Aunque claro, ahora que por fin los tenia al alcance de mi master card, también había encontrado de lo "otro" tan deseado a principios de los 90.

Y claro, supongo que, como en todo, se creerá que, en el tema de cascos del marido, ella también tendrá  la ultima palabra.
.
.
.
.
.
.

ilusa
.
.
.
.


No sabe que realidad no esta casada con un ceutí, pseudo moro de origen Asturiano, sino con un verdadero y autentico.





QUEMADO NIPON
 
 




The FASTEST


Aparte de quemado vovacional, he de reconocer que soy indeciso por naturaleza. Y tras decidirme a pasar 2 horas de mi vida sacando del bunker anti ceuti medio, en el que tenía cuasi emparedada desde agosto mi GSXR 1000 entre un desesperante caos de carro, candados, maletas, muebles, adornos y demas mierda que acumula MI copilota en MI plaza de garaje, supuestamente exclusiva para MIS motos, decidi pasarme las siguientes 36 horas decidiendo si deberia ir al psiquiatra o al psicologo para que me mirasen si lo de visitar cada 10 minutos la pagina del tiempo era un comportamiento normal.

 
 
 Eso es lo que tiene decidir coger la moto en ceuta por primera vez desde junio, a 15 noviembre para ir a Ronda, en la unica zona de España en la que hace sol todo el puto año menos en septiembre y noviembre. Segun la pagina con más trafico de toda la worl wide web del viernes 14 de septiembre, el sabado iba a estar todo el dia de nuboso a muy nuboso. Que en idioma pelayil se traduce en de mecaguenlaleche a mecaguenlaputa

 Como ahora soy un buen creyente, no voy a decir como se dice a las 3 de mañana del sabado “lloviendo a mares en ceuta que esta a tiro piedra de la puta costa del sol”



 A eso  de las 4 y media tras 7 horas de relajante imsomnio meteorológico, decido de manera absurda ir a ducharme para pillar el barco de las 6 de la mañana aun a sabiendas de que de Ceuta a Ronda iba a quedar mas que limpito gracias mi Dainese de verano todo llenito de agujeritos ligeramenre mas grande que los del goretex que por supuesto no tengo en mi fondo de armario ya que soy una especie de IT BOY de los quemados y hay que mantener la imagen racing independientemente del tiempo de mierda que haga.







Sorprendente, sospechosa e increiblemente, cuando salgo del portal no esta lloviendo, lo cual en una ciudad tan moderna como Ceuta, no es impedimento para que tras toda la noche diluviando, la luz se haya ido como siempre a tomar pol culo en toda la barriada y encontrar la puerta de mi cochera sin luz en el garaje iba a ser mas dificil que encontrar una F dentro de ella.

Tras comerme un par de columnas sin mucho daño ya que soy previsor y ya me había puesto el Arai, me pongo a intentar abrir 3 pitones trenzados entre las ruedas de la GSXR y la ZXR sin meter ruido, no fuera a ser que se despertasen los delincuentes juveniles que viven en el garaje de al lado y que no saben que guardo una GSXR tan peligrosamente cerca de ellos.
 
 
 

Como siempre y a pesar de levantarme con tiempo de sobra, continue con el proceso de adaptación a las costumbres locales, disputanto mi propio gran premio de Macao por las calles de Ceuta junto con otros pilotos de diferentes categorías,para poder llegar al barco a tiempo para que el perro antidroga me oliera sujerentemente el paguete y desembarcar en Algeciras a eso de las 7.

Una vez en tierra cristiana y tras preguntarme el guardia civil con un perro tan maricon como el de Ceuta,que a donde iba en moto con ese tiempo de mierda, pongo rumbo a Ronda con la carretera pingando y un frio de cojones.


 
Viajar de noche me gusta cuando voy en coche escuchando algun podcast de herrera en la onda, pero si a lo de que odio viajar en moto y mas por autopistas llenas de radares, le unimos otro de los sacrificios de todo IT BOY racing,como es lo de ir con pantalla de espejo llueva, nieve o no haya un foton a 10 años luz a la redonda, supone un gran problema.
 
Cuando ademas de fashion eres un agarrao y para no pagar los 10 euros de la comodisima autopista de peaje decides ir por la A7 normal tambien conocida por rotondolandia sin iluminar es problema se convierte en peligroso.
 
 
 

Mas o menos en 1 hora estaba Benahavis. Lo se, se suponia que iba a coger la carretera de Ronda en San pedro de Alcantara, pero el tonto de la suzuki que iba por 4 o 5 vez a andar en moto por alli, no llevaba el Tom Tom en la Suzuki y como no, acabo perdiendose en la autopista justo antes de perderse otros 10 minutos por el centro de San Pedro.


Tras parar en la gasolinera a peder el taponcito de las valvulas que hacia algo asi como el numero 300 de tamponcitos perdidos en gasolineras, me doy cuenta de que son las ocho y media y que a donde cojones voy yo a las ocho y media con la carretera pingando, fria y oscura a nivel del mar,lo que quiere decir que a la altitud de Ronda estara helando y los pinguinos locales estaran pleno programa libre de la competicion de danza de patinaje sobre hielo.





Ya que estoy en una de las zonas con mas ricachones por metro cuadrado, decido ir a morirme de envidia por los escaparates de los concesionarios de coches de la zona anexa a la gasolinera. Por supuesto los de Dacia y los Lada eran muy atractivos, pero ya que habia varios escaparates llenos de Ferraris ,Mc Larens, Zondas, Karmas, Mvs y demas utilitarios, aquí el IT Boy acabo como el tipico jeco local pegado inmovil varios minutos a diversos cristales con sistemas de alarma inmunes al ataque de las babas humanas.



 

Una vez en marcha y como buen Asturiano acostumbrado a rodar sobre humedales llenos de castañas y hojas de eucalipto a temperaturas cercanas al cero absoluto, tiro direccion Ronda a ritmo de Rainey con ruedas frias. Como buen Asturiano que lleva 8 años sin rodar sobre humedales llenos de castañas y hojas de eucalipto a temperaturas cercanas al cero absoluto, estoy a punto de matarme un par de veces gracias a una mezcla de condiciones del circuito, trafico denso y por que no decirlo, ruedas de circuito que pasaron a mejor vida alla por finales de Agosto.

De milagro llego vivo a la venta del madroño. Pero no por los momentos “Guy Martin” de las 2 subidas consecutivas que dispute en condiciones de mojado flag to flag, sino por la hipotermia grave que sin duda estaba sufriendo a pesar de los pantalones de ciclista a modo de sotomono cutre salchichero y el chaleco que aportaba el toque noventero a mi look racing vintage de la coleccion invierno 2014.


 

Tras ser reanimado por las asistencias del circuito a base de cola caos, la cosa se fue animando por la venta mientras esperaba la llegada un compañero de trabajo que venia en moto desde El Puerto de Santa Maria conocido en sus tiempos mozos de hurricanes y virgenes de 16 años por el mote de “ El Loco” con el que como es lógico, conecté al instante a pesar de las difultades del idioma.


Si yo hubiese venido desde alli, una vez en boxes, no hubiese salido a pista hasta el cuarto o quinto entrenamiento cronometrado, pero alli los viejos quemados que vinieron sin traductor a pesar de su incomprensible acento gaditano, decidiron salir al libre de la mañana nada mas llegar.



 

Se suponia que, dado que se que estoy embarazado desde hace 3 semanas, estaba dispuesto a circular en plan Alex Marquez de manera responsable en mitad del grupo para evitar situaciones de peligro en el ultimo gran premio de la temporada. Vale, iba en una 1000 de 180 caballos,con mono de una pieza y unas deslizaderas dainese que ya les estaba llegando la edad de jubilacion a pesar de haber cotizado solo desde julio. pero claro una cosa es estar embarazado y otra muy distinta es mutar de llocu del pedrosu a rutero de mierda en cuestion de 3 semanas. Asi que muy a mi pesar, en vez de parecerme al tranquilo de los Marquez acabe mutando en una especie de Jack Miller crecidito, con todos los dientes y peinado como Dios manda a la segunda curva recayendo de mis adicciones intentando esnifar la raya del apice de cada curva tanto en la bajada como en la subida. que como no, acabo con las 3 o 4 pasadas de rigor delante de la curva de la venta repleta de aficionados y periodistas graficos.


 

Tras insistir casi tanto como cuando intentas convencer a ciertas hominidas de que con solo la puntita no pasa nada, mi colega de la ambulancia me dejo la Vstrong. Uno tiene sus principios e ideas claras sobre lo que es una moto y lo que es una cosa con dos ruedas y manillar que nunca compraria ni aunque mis vertebras se  uniesen con mis muñecas en una yihad traumatológica. Pero cualquier oportunidad de subirse en algo que otros humanos consideran una moto no se puede desaprovechar de ninguna manera y en un dicho y hecho alli estaba sobre una cosa enorme sin semimanillares y neumaticos con una cosa que los ruteros llaman dibujo.


 

La verdad es que la disfrute,bueno al menos los 10 primeros kilometros,que fueron los que aguanto el coxis en esa postura extraña y poco aerodinamica. Eso si,como buen enfermero se que la adrenalina en sangre aumenta la tolerancia al dolor y que mejor forma de liberar litros de adrenalina al torrente sanguíneo,que aumentar ligeramente el ritmo y masivamente el grado de inclinacion de trasto de Hamamatsu. Dicho y hecho,  a la siguiente curva el avisador de las botas perdio otro buen trozo de plástico, a la otra lo que se perdieron fueron unas moleculas de aluminio estriberil y a la tercera medio avisador se fue a tomar pol culo gracias a los michelin con 200 Kms y el abrasivo asfalto de la carretera de Ronda.


 

No lo pude evitar, con el dueño parado en la venta y el fotografo con la camara en la mano, aquí el propietario del pedazo de gen vacilon mas grande mundo, tenia que dar una pasada arrastrandolo todo pol suelo si o si. Como no,  a posteriori alegue que fue algo sorpresivo y que ni tan siquiera estaba atacando, pero la marca en el asfalto quedo toda la tarde en la curca del madroño para marcar el territorio como Dios manda y no como los perros meando por ahi.



Deberia haberlo dejado allí , en lo mas alto de mi carrera deportiva, pero claro la adrenalina habia roto las barreras de contencion gestacional, asi que hice directamente el salto de la rana a la GSXR y baje a calentar ruedas en post de la pasada definitiva. Iba yo to flipao pensando en ser el sucesor natural de Marquez en los grandes premios y en el box de HRC por derecho propio, cuando por mi derecha aparecio el cometa ese de los telediarios sin duda fuera de su orbita por culpade los cientificos incompetentes europeos.
 
 La madre que me pario. Yo iba alegre, pero la pasada que metio el viejo gordete de mi quinta con una Yamaha cross plane de esas que se supone son una mierda, son de las que obligan a uno a pasarse humillado a superbikes. De verdad que me paso como si estuviese parado. Nadie me habia humillado asi desde los tiempos de la Gilera MXR y no solo eso, sino que unos segundos después, un semioficial con una ZX10 aniversario de las ultimas,que le habia salido tan cara que no tan siquiera le habia llegado para un mono de cuero, aprovecho mi confusion para inocularme otros 50cc de humildad directos al hipotalamo.
 
 ¡¡¡ Pero como va la peña aquí!!!
 
¡¡¡Estan como putas cabras estos Andaluces!!!

 

 

Bien humilladito decidi, en mi condicion de privadillo de mierda a la que habia regresado tras años en la cuspide de la cadena alimenticia quemadil, me quede el resto del dia en boxes papando frio camuflado entre las mesas del bar,   no fuese a ser que alguno de los alli reunidos se diese cuenta de lo patetico y lentorro que era comparado con el andaluz racing medio criado en Jerez, Almeria y demas paritorios de estrellas del mundial frustradas.


 

Pero lo mejor estaba por llegar.
 
Cuando ya esta a punto de ir a pillar unos autografos a mis nuevos machos alfa dominantes a los que prestaria pleitesia de por vida, una moto apareció por la rapida de derechas en frente de la venta direccion Ronda. No llevaba un silencioso replica de moto gp asi que aparecio sin avisar pero eso no fue obice para que el silencio se hiciese en la venta y todas las miradas se centrasen la GSXR azul que volaba bajo ante sus pasmados globos ovulares.
 
 
 

Uno ha estado en la Isla de Man, El North West 200, Nurburgring, El Pedrosu y grandes premios, pero nunca y repito nunca, he visto a nadie pasar como paro el piloto de la Suzuki.
 
 Límite absoluto, velocidad de paso por curva irreal, trazada perfecta y grado de inclinacion al que no Marquez se atreveria en carretera abierta.
 
 Pero eso fue en la subida, y en Ronda,donde se demuestran los huevos o tal vez la inconsciencia,es bajando con el guardarrail a medio metro. Y aquí es donde directamente perdi los papeles y descubri mi nuevo heroe de juventud a los 42 años de edad.
 
 Y es que el pavo con su laguna seca blanco inmaculado y homosexualmente por fuera de las botas, empezo a trazar y arrastrar la rodilla en plena recta anticipandose a la peligrosisima curva dada la increible velocidad a la que llego en direccion a San Pedro. Sin una duda, pues a esa velocidad una duda significa el desastre, la GSXR entro y salio viva de aquella trazada perfecta sin despeinarse lo mas minimo.
 
 
 

Y el que no se despeino lo mas minimo fue mi heroe al quitarse su HJC replica de Ben Spies. Mas que nada porque no tenia nada que despeinar. No, no era un adolescente y futura estrella del mundial con problemas de alopecia prematura, sino que el piloto era un paisanu mas cerca de los 60 que de los 50 lo cual me dejo mas descolocado aun.




No es que tenga nada de raro que los tipos mas rapidos y descerebrados de un bar motero sean una panda de cuarentones barrigones medio calvos embutidos en monos de una pieza como cuando eran unos jovenzulos descerebrados de principios de los 90, pero que el tio mas rapido que has visto en tu vida sea un señor mayor al que esperarias encontrar poniendo una denuncia a tu nombre por conduccion temeraria al asustar a sus nietos,en la comisaria mas cercana,fue lo mas raro del dia y de lo que llevamos de milenio.



 

El resto de la jornada fue mas de los mismo. Locos parriba y pabajo mientras el chicarron del norte luchaba por no parecer el mariculon del norte temblando como un chihuaba con mono de una pieza en el fresquito otoñal de la serrania de Ronda.


 

Una nueva edicion de la cada vez mas habitual y famosa en el mundo de los rallies
especial San Pedro- Puerto de Algeciras para no perder el Ferrie de regreso al tercer mundo,  puso fin a una jornada memorable cuyos recuerdos deberan durar como minimo hasta febrero aunque  uno permanecera de por vida en mi cerebro por el resto de mi vida.



Eñ dia que conoci “ Al mas Rapido”