domingo, 26 de marzo de 2017

Rudi Kurth otro genio del Continental Circus

Si hace un mes hablábamos de un genio que se hizo su propia 500 de GP con un par de motores de Honda de automocion para luchar contra Agostini, hoy le toca el turno a otro, que no contento con hacerse otra partiendo esta vez de un motor marino, acabo diseñando vehículos campeones de categorías tan diferentes como sidecars, 350gp, MTB, solares y triathlon.



Sin embargo por lo que realmente salto a la fama hace unos años, especialmente en el mundo hípster fue por haberse ligado a este bellezón, icono del mundo café racer tras haber sido publicada su imagen en una revista pija.




El sueño humedo de todo miembro del mundo postureo rocker, se llama Dane Rowe y fue una copiloto de sides en la gloriosa época del continental circus a la que, como ella dice, cupido directamente acribillo con toda la munición posible, el día que fue a pedirle liquido para los frenos para el sidecar al tipo con más reservas de ese líquido de todo el paddock ya que el suyo (de finales de los 60) era totalmente hidráulico.



Ese piloto que le daría su apellido y un sitio permanente en su vida y su side, era el suizo Rudi Kurth,  un genio de la mecánica.



Y es que claro, un tipo que de adolescente, hace esto con un Fiat 600 apunta maneras.



Dicen que si en física teórica, no has cambiado las leyes del universo antes de los 25, nunca lo haras. En motos es algo parecido y un genio como Kurth comenzó a ganarse sus galones de genio de la ingeniería y los materiales compuestos bien joven, diseñando el sidecar campeón de mundo del 65 y 66 con Frizt Sheidegger.



Una unión que acabo en tragedia con la muerte en Mallory park del campeón suizo, que como muchos otros, se negaba a  aceptar la prohibición de las carreras en el pais del gruyere. Legislación que aun hoy permite a Alonso, Pedrosa y compañía, vivir allí sin pagar ni un duro a la hacienda helvética al no considerarse el pilotaje un trabajo.


Tras años complicándose la vida intentando hacer funcionar un sofisticado motor marítimo, al menos tan bien, como un simple bicilíndrico alemán de toda la vida...



...Kurth volvió a dar rienda suelta a su magia desarrollando un tricilindrico partiendo del motor TZ 250 que, a parte de acabar injertado como un 500 en su side, triunfo con Katayama ganando el mundial de 350 montado en una especie de prototipo TZ 350  externo a Iwata.


Aunque revolucionaria, la moto del japonés no iba equipada con el protochasis doble vida que Kurth había hecho para otra TZ, pero del 73.


El tercer motivo de fama para Kurth quizá no tuvo mucho glamour, al menos hasta su segunda evolución. El suizo se hizo famoso en el paddock por su famosa ranchera Citroen DS que obstinadamente se negaba a cambiar por una mucho más tradicional Transit.



Tal era su obstinación, que tras unos años desplazándose junto a Dane con su side, equipado ya con un motor de 500 procedente del mundo de las lanchas rápidas, bien colocadito en el techo del Tiburón...

...decidió aprovechar sus conocimientos haciendose su propia 500 de GP.

Kurth la diseño bajita, larga y muy chiquitita, como una 50. No tras complicadísimos estudios mecánicos y aerodinámicos, sino simple y llanamente porque era la única manera de que entrase en la parte trasera de su ranchera.


No fue este su mayor éxito, como muchos otros inventos similares, los motores marítimos necesitan el volumen de un océano entero, que no cabe en un chasis de moto, para refrigerarse. Aparte de que en el mar, por lo visto, los silenciadores asesinos de cv no se consideran obligatorios.


Cansado de las motos de 2 ruedas, se paso de nuevo a las de 3 y ya de paso a su motor Tz. Esta vez en un monocasco con slicks mucho mas pequeños de lo establecido provenientes nada mas y nada menos que del mitico Tyrrell P34 de F1 siguiendo con su manía de vehículos bajitos.



Como debía haber presupuesto, el genio suizo aprovecho para hacerse su propio concepto de motorhome, como no, basado en un DS. Aun hoy seria la envidia del paddock de no ser, porque allí no cabria ni una moto3.


Dicha furgo le acompaño en su primera aventura post GPs cuando quizá cansado de la velocidad pura, se paso a la lentitud mas pura todavía...


...al diseñar unos de los primeros vehículos de competición solar que, como no, fue tan exitoso como sus aventuras anteriores.



Aprovechando de nuevo sus años de experiencia con la fibra de vidrio, se lanzo de lleno a revolucionar el mundo del windsurf con un engendro, pues este tipo de genios no puede ir por la vía normal, en el que se intentaba unir lo mejor de los veleros y las tablas convencionales.






Tras esa aventura ochentera, en los 90 lo que reventó fue el mountain bike y como no, la inquieta cabeza de Kurth vió otro nicho donde innovar.


Dejando atrás la fibra de vidrio adopto el carbono como santo grial, desarrollando una bici de downhill....



...cuyo diseño compro Scott para hacerse con el titulo europeo y de paso con las ansias consumistas de todo lector primigenio de la revista BIKE.


Como debió establecer buenas relaciones con los de Shimano,  sigue haciendo bicis revolucionarias hasta el día de hoy. Aunque en los 2000s si eres una mente inquieta, no te queda mas remedio que dedicarte al triatlón. Donde aun se permiten los diseños locos como los que le dieron 5 triunfos consecutivos en el iron man.



Es una pena que genios así se tengan que refugiar el las bicicletas para poder seguir desarrollando sus ideas. En moto GP gente como Kurth 

ya no tienen sitio en un mundo tan regulado y restrictivo.







Como la gran mayoría de la gente empieza a pensar cuando se acercan peligrosamente a a cincuentena:

Cualquier tiempo pasado fue mejor...



miércoles, 1 de marzo de 2017

Kevin Magee 4/4



Con su mejor marca personal 2 segundos y pico mejor que el récord de España, mi mujer hubiese sido campeona olímpica de 400m vallas en 5 de los últimos 9 juegos. Sin embargo en vez de eso, acabó trabajando 12h diarias de asistenta, sin alta en la seguridad social por 180 euros al mes.

Ella tenía tanto o mas talento que nadie que haya saltado una valla en una pista de atletismo. Sin embargo y a pesar de no lesionarse nunca, no llego a la élite.





Lo mismo que le sucedió a ella les pasa a muchos pilotos que lo tienen todo para triunfar y sin embargo no llegan a campeones del mundo, que por lo visto últimamente, es lo único que valoran los “auténticos aficionados”.

Unos porque no trabajan los suficiente, otros por mala cabeza (o malísima si hablamos del de abajo), muchos por lesiones y demasiados por una mera cuestión de suerte o falta de recursos.




Sin embargo al igual que a Samira nunca le podrán quitar su 53.00, muchos grandes campeones sin título, siempre tendrán en las vitrinas de sus salones los trofeos que dan fe de sus victorias en campeonatos mundiales para demostrar lo increíblemente buenos que eran por mucho que nunca llegasen a ser campeones del mundo.

Y aunque no sea un nombre que salga en las listas de los mejores de la historia, el piloto que ha ganado carreras en mas campeonatos mundiales diferentes no es otro que Kevin Magee






¿Magee?



Pero si lo que más se recuerda de el, es el hecho de haberse cargado la carrera de Bubba Shobert por hacer un burn out en medio de Laguna Seca.



Pues eso....






Como decia Wayne Rainey: Magee nunca fue un ingeniero aeronautico doctorado cum laude encima o fuera de la moto.


Como muchos pilotos “naturales” nunca analizo porque iba tan rápido, a los rivales, su moto,los neumáticos o las tácticas.


Desde el primer día que se monto en una moto empezó a ganar habitualmente, así que ¿Porque cambiar lo que funcionaba?.





Al igual que muchos Aussis, tuvo que empezar ganándose el shushi en Japón, donde a partir de entonces solo le falto una operación de ojos y perder medio metro de altura y envergadura para ser considerado piloto local



Las motos pequeñas son para los australianos como las cervezas sin alcohol. Están ahí pero son completamente ignoradas. Así que como el mundial de superbikes aun no se había inventado, si querías correr con algo gordo y sin cilindros con agujeros, la única opción eran las F1 que eran mayormente motos de calle sin nada de lo que tenia en la calle.








Ya que el mundial de llamaba TTF1 no iban a arriesgarse con un circuito tan poco seguro como Suzuka, por ello  fue en un circuito tan poquisimamente seguro como Sugo (que curiosamente era el mas seguro del campeonato), donde Magee logro su primera victoria en un campeonato del mundo en 1987 a bordo de una Yamaha de las que solo Doohan y el parecían ser capaces de usar para algo que no fuera ser humilladas por las RVF.






Aprovechando que andaba por allí y la moto era básicamente la misma solo que mas cara, mas exclusiva y con faros (perdon faro, que hay que llevar el dorsal como Dios manda) Kevin aprovecho para ganar una carrera del campeonato del mundo de resistencia posiblemente con la moto mas bonita de la historia si eres Yamahista y no viste las 8h de suzuka del 91 en una tele OKI.







Por aquello de que te ofrezcan plaza de por vida en el Circ du Solei, por tus habilidades sobrenaturales, Magee estuvo a puntísimo de ganar una tercera carrera mundialista ese  año, esta vez en 500, donde a pesar de correr muy pocas carreras como invitado, hizo un podio en el GP de Portugal asi como quien no quiere la cosa y las 500 del 87 fuesen como las del 92.






En 1988 llego por fin la tercera victoria en un campeonato del mundo al hacese con una recordadísima (por los viejales de cuarenta y tantos) victoria en El Jarama tras haber sido fichado, como no quedaba otro remedio, por el team Roberts que necesitaba un piloto ganador ya que el segundo piloto era un paquete de 250 llamado Wayne Rainey.






Evidentemente una sola victoria en el 88 era poco para ese talento.Así que habiendo cogido carrerilla, encadenó una segunda victoria en el mundial de resistencia. Esta vez sobre la menos bella, pero mas agresiva y sin monobrazo YZF de las 8h del 88, lo cual como es lógico, le garantizo Yamahas y geishas gratis en Iwata por el resto de sus días.




Como dijimos antes, muchas son las causas por las que no llegas a campeón del mundo. En el caso de Magee evidentemente no fue la falta de talento, medios o resultados. Lo que acabo con su carrera fue simple y llanamente: Laguna Seca.



Ya en el 88 el circuito de marras le arruinó el campeonato tras armarla por vacilón marcándose un burn out que acabo con otro que derrochaba talento a raudales marchándose a casa para siempre sin ser campeón del mundo.





Pero lo peor llego en el 89, cuando el “Team Lucky Strike Suzuki Kevin Al Cuadrado”, quedo dividido por 2 debido a las gravísimas lesiones sufridas por el Kevin menos famoso gracias a las magnificas protecciones de tierra bien compactadita de las escapatorias del circuito californiano.


Parecia que la cosa se había quedado ahí. Con el habitual palmares con victorias en tres campeonatos distintos.







Pero tras volver como invitado en un par de Gps en el 91 y ver que las 500 eran quiza demasiado para su estado, hizo en plan rehabilitación a lo Australiano, 4 salidas en el creciente campeonato del mundo de Superbikes.





La rehabilitación termino con 3 podios que por supuesto incluían la que sería su cuarta victoria en un campeonato del mundo distinto. La primera manga de la carrera de Australia. Como haría también en el 92 aparte de casi ganar el All Japan 500





y casi ganar otra vez las 8h con la YZF que todo enamorado de las YZF desea hacerse.



Y ya estaba hecho, Kevin Magee se convirtió, por mucho que Carl Fogarty afirme lo mismo por haber ganado en TTF1, SBK, Resistencia y ….........el GP de Macao...


En el único piloto que ha conseguido ganar carreras en cuatro campeonatos del mundo diferentes.





Así que ya sabes, no te guíes solo por los campeonatos (Poggiali tiene 2...) fíjate también en las victorias parciales, pues son quizá, una más clara muestra del talento puro.



De pilotos que igual no llegaron a campeones del mundo pero sin duda estaban destinados serlo.